2010-05-08

En recuerdo de mi amiga Sarita




Recuerdo como si hubiera sido  ayer ese día, después de casi veinticinco años, nos reencontramos con mi querida amiga Sarita.  No puedo describir con palabras, cuánto significó el saber nuevamente de ella.  Fuimos amigas y compañeras de liceo, nos contábamos secretos y confidencias ,era la época de los primeros amores, y los primeros desamores. Las primeras alegrías e infortunios de la vida.puedo decir que tuve la mejor amiga,  que se puede tener a esa edad, y estos  fueron dando a pie a una etapa más sólida de nuestra  amistad  

Luego llegò la etapa de lo estudios superiores y la deje de ver, por bastante tiempo. 
 El día que he mencionado antes, nos reencontramos. Tenía su negocio, se había casado con su único y gran amor, tenía dos hijos, esto fue en el año 2006.  Estuvimos en contacto todo el tiempo que duró mi visita a familiares en mi ciudad natal, casi un mes. Conversamos de todo, de sus hijos, era orgullosa de ellos, habían terminado el Liceo y uno iba a la universidad. Me hablo poco de su esposo, pero bien. Puedo decir que a pesar de que nunca lo conocí, es un buen hombre y quiso mucho a mi amiga.

El último día me fui a despedir, le recomendé mucho cuidarse, había estado un poco enferma, pero ya estaba bien, al menos eso pensé.

Por diversas razones, no voy seguido  a mi ciudad.  Siento siempre nostalgia de ir.

Volví en el año 2008, después de unos días, pensé en ir a verla.  Llegó y en su negocio, me encuentro una persona que no conozco.  le digo:

-Perdón, busco a Sara

- Sara?

-Si, es la dueña de este negocio

-Ahhh ella murió de ictus hace casi dos años

Quedé de piedra y no supe qué decir, hacía casi dos años, que yo la había visto por última vez.   .

-Quiere hablar con su esposo, Don........ está dos negocios más allá.  Le dije no, no lo había conocido antes.  No quise.  Pero la curiosidad, me llevó a acercarme, cuando dije que " fue un buen hombre, y que quiso mucho a mi amiga"   lo dije porque  después de ver el hombre que estaba dos negocios más allá, con un joven de unos dieciocho años, conversando animadamente  (el hijo de Sarita, a él si lo había conocido) se veía una persona especial, como especial fue mi amiga.

Sally

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dejame un comentario y tu contacto. Gracias

ENTRADA DESTACADA

Cuidémonos

Ampara, pero ampárate primero Guarda las distancias Constrúyete. Cuídate Atesora tu poder Defiéndelo Hazlo por ti Te lo pi...

Related Posts with Thumbnails